Qué son los ciclos económicos

Definición de ciclo económico

Los ciclos económicos son fluctuaciones de las variables económicas del país (renta, producción, empleo, precios) en cortos períodos de tiempo que alternan épocas de expansión económica con otras de recesión. Cada uno de estos intervalos se sucede en el tiempo al cabo de unos cinco años, apareciendo puntos de inflexión que suponen un cambio en las expectativas de la economía.

Los gobiernos deben estar atentos a las señales que estos cambios van anunciando de manera que tengan tiempo suficiente para planificar las políticas económicas contracíclicas necesarias para no sufrir las situaciones adversas de estos procesos.

Teoría de los ciclos económicos

La medición del crecimiento de una economía es la tasa de variación de su actividad real. Si en un gráfico se representan las tasas de variación de la actividad real de una economía a lo largo de un período de tiempo prolongado, se puede observar que dicha variación no es uniforme, sino que hay períodos más prolongados de tasas de crecimiento altas, alternándose con otros períodos de menor crecimiento o, incluso de crecimiento negativo. Dichas fluctuaciones, como se ha señalado, reciben el nombre de ciclos económicos, y se producen de forma más o menos pareja en todas las economías occidentales, repitiéndose de forma
recurrente, aunque no periódica.

Medida de los ciclos económicos

Es usual medir el ciclo como las desviaciones respecto a la tasa de crecimiento tendencial de una economía. Así, si una economía crece, a lo largo de un período extenso, un promedio de un 4% anual en términos reales, los años que crezca un 6% o un 7% estará por encima de esa senda de crecimiento en un +2% y un +3%, respectivamente.

Los años que crezca un 0.5 ó un 1% estará por debajo de la senda en un -3.5% y un -3% respectivamente. De esta forma, no es necesario que la producción real de una economía disminuya para que se halle en una fase baja del ciclo: basta con el crecimiento esté por debajo de la senda de crecimiento tendencial. Para calcular la tasa de crecimiento tendencial de una variable durante un período de “n” años, partimos de la siguiente expresión:

Cómo medir el ciclo económico

Donde:

Xo = valor de la variable en el año inicial.

Xn = valor de la variable en el año final.

x = tasa de crecimiento tendencial.

Por tanto, x es la tasa a la que tendría que haber crecido la variable “X” para pasar del valor Xo en el año inicial, al valor Xn en el año final, si todos los años hubieran crecido a la misma tasa. A partir de la expresión anterior; podemos calcular x, de la siguiente forma:

Cómo calcular el ciclo económico

O lo que es lo mismo:

Tasa de crecimiento en un ciclo económico

Ejemplo de ciclo económico

Veamos un ejemplo de cómo medir el ciclo económico.

AñoProducción real (a)Tasa crecimiento real (b)Tasa media tendencial (c)Desviación (b)-(c)
0100
1102,52,54-1,5
21041,54-2,5
3106,124-2
4109,334-1
5113,7440
6118,84,540,5
7124,7541
8133,5743
9141,8642
101484,540,5
11152,434-1
12158,5440
13166,5541

En la segunda columna del cuadro aparece el índice de producción en términos reales con valor 100 en el año base (supongamos que es el año 0). En la tercera columna aparece la tasa de crecimiento de la economía en cada período, tasa correspondiente al índice anterior. En la cuarta columna aparece la tasa de crecimiento medio o tendencial de esta economía en estos 13 años obtenidos a partir de la expresión:

Ejemplo de cómo medir el ciclo económico

Esto quiere decir que si esta economía hubiera crecido a la misma tasa cada uno de los 13 años indicados, pasando del valor 100 inicial al valor 166,5 en el año 13, esta tasa habría sido del 4%. Nótese que dicha tasa de crecimiento medio puede aproximarse, aunque no coincide exactamente, con el promedio de las tasas de crecimiento anual del 5,12%. En la cuarta columna aparece la diferencia entre la tasa de crecimiento medio y la tasa de crecimiento de cada periodo, esto es, la “desviación respecto al crecimiento tendencial”, que es la medida del ciclo.

Fases del ciclo económico

Las fases del ciclo económico son las siguientes:

  1. Auge o pico: es el punto más alto, donde la desviación alcanza un máximo y no se puede crecer más.
  2. Depresión o valle: es el punto más bajo del ciclo económico a partir del cual se cambia la tendencia y la economía comienza a crecer.
  3. Expansión o “boom”: es la etapa del ciclo económico que va de un valle a un pico. En este punto de la economía se debería estar en situación de pleno empleo (aunque en España esto no ha pasado). La producción está en su máximo nivel y sin embargo, la mano de obra escasea por lo que es difícil que la economía continúe creciendo en esta fase del ciclo.
  4. Recesión o contracción: es la etapa que va de un pico a un valle. Es la fase descendente del ciclo; de la desaceleración del crecimiento se pasa a tasas de crecimiento negativa. Si se mantiene la tendencia se llega a la depresión económica.
Fases de los ciclos económicos

Una recesión aguda y duradera recibe el nombre de Depresión, como la Gran Depresión de 1929 a 1939 en Estados Unidos, lo cual motivó que la producción real de la economía se redujera, alcanzando en algunos años del período una tasa de crecimiento del -25% anual.

Duración de los ciclos económicos

La duración de un ciclo económico se mide por el tiempo transcurrido entre pico y pico o entre valle y valle. En el ejemplo anterior, el ciclo completo dura 9 años. Como se ha indicado anteriormente, en el mundo real los ciclos aunque son recurrentes presentan irregularidades, es decir, no son periódicos. Una de las irregularidades se refiere a la duración. Aunque la duración media para la mayoría de los países desarrollados se estima en 5 años, hay ciclos que duran más años y otros que se completan en apenas 2 ó 3 años.

Si no se diera esta irregularidad, sería muy fácil predecir en qué fase va a entrar la economía en cada periodo de tiempo. Por ejemplo, la economía norteamericana tuvo una recesión en 1992 y no volvió a entrar en otra recesión hasta 2001, es decir, una vez transcurridos 10 años.
Otra de las irregularidades se refiere a la amplitud del ciclo, que es una medida de la magnitud de las desviaciones, y se mide por la distancia del pico a la senda media (en nuestro caso +3 años), o de cada uno de los valles a la senda media (en nuestro caso -2,5 años para el primer valle y -1 año para el segundo).

Variables procíclicas y anticíclicas del ciclo económico

En general, todas las variables de una economía suelen mostrar un comportamiento claramente diferenciado en función de la fase del ciclo en la que nos encontremos. De esa forma, se puede decir que una variable es procíclica si se mueve conjuntamente con la producción o la renta de la economía, es decir, si aumenta relativamente en las fases de expansión, y modera, o incluso disminuye, su ritmo de crecimiento en las fases de recesión.

Análogamente, se dice que una variable es anticíclica si se mueve de forma opuesta a la producción o renta, tal y como se muestra en el próximo gráfico.
Son ejemplos de variables económicas procíclicas: el empleo, los beneficios empresariales, la inversión, las importaciones o la recaudación por impuestos. Entre las variables anticíclicas se pueden considerar: el saldo de la balanza comercial, el desempleo, el déficit público, los inventarios de las empresas, etc.
Por otro lado, hay variables económicas que pueden ser procíclicas en algunos períodos y anticíclicas en otros, como la inflación o los tipos de interés. En este sentido, se dice que una variable presenta gran conformidad si se asemeja de forma recurrente a la producción, y poca conformidad si presenta las mismas pautas en algunos periodos y distintas en otros.

Variables procíclicas y anticíclicas en un ciclo económico

Indicadores adelantados y retrasados

Un indicador adelantado (“leading indicator’) es una variable que sigue una pauta adelantada a la tasa de actividad económica. Es decir, alcanza un pico (valle) antes que ésta y cambia de una fase a otra anticipándose al ciclo.

Ejemplos de indicadores adelantados: las licencias y permisos para obras de construcción, los pedidos manufactureros, la evolución de algunos agregados monetarios, la evolución a medio plazo del mercado de valores, la confianza de los consumidores e inversores, etc. Estas variables son especialmente útiles para los analistas por su poder de predicción del comportamiento
inmediato de la economía, aunque por supuesto, no son infalibles y han sido origen de frecuentes errores de interpretación.
Un indicador retardado (“legged indicator”) es una variable que se mueve con posterioridad a la tasa de actividad económica; por ejemplo: la recaudación impositiva (que se hace efectiva un año más tarde), las reparaciones de los bienes duraderos comprados durante la fase alcista, etc.

Características de las fases en un ciclo económico

El análisis macroeconómico trata de establecer “dónde está la economía”. Esta localización va a depender de los datos del PIB:

  • En caso del que el PIB crezca lo definimos como crecimiento económico.
  • En caso de que el PIB se estanque debemos hablar de atonía económica.
  • En caso de que el PIB registre una caída de al menos 6 meses (2 trimestres consecutivos), caemos en fase de recesión.

Al contemplar los datos históricos se advierte que las economías, en función de la evolución del PIB, se ven sometidas a una evolución cíclica de crecimientos y recesiones, siendo el estudio de esta evolución la Teoría del Ciclo Económico.

Características de las fases en un ciclo económico

Características de la fase de expansión

  • Crecimiento sostenido del PIB.
  • Aumento del consumo (principalmente el privado).
  • Aumento sostenido de los precios de bienes y servicios (inflación).
  • Aumento sostenido de los salarios, por encima del poder adquisitivo.
  • Aumento sostenido de los beneficios empresariales.
  • Aumento de propensión marginal al endeudamiento.
  • Disminución del paro.
  • Incremento de la confianza de consumidores y productores.

Características de la fase de auge

  • Estancamiento en el crecimiento del PIB o tendencia a estancarse.
  • Estancamiento del consumo, especialmente de bienes duraderos.
  • Mantenimiento de los precios de bienes y servicios.
  • Mantenimiento del poder adquisitivo de los salarios.
  • Beneficios empresariales estancados con tendencia hacia la baja.
  • Aumento de la propensión marginal al ahorro.
  • Mantenimiento de la tasa de paro, sin presionar costes.
  • Índices de confianza de consumidores y productores disminuyen.

Características de las fase de recesión

  • Caída del PIB al menos dos trimestres consecutivos.
  • Contracción del consumo, especialmente el privado.
  • Estancamiento de precios de bienes y servicios.
  • Crecimiento salariales por debajo de la capacidad adquisitiva.
  • Beneficios empresariales a la baja. Aumento de quiebras.
  • Fuerte aumento del ahorro.
  • Aumento de la tasa de desempleo.
  • Índices de confianza de consumidores y productores continúan disminuyendo.

Características de la fase de depresión

  • Estancamiento del PIB.
  • Mantenimiento del consumo.
  • Primeras subidas en los precios de bienes y servicios.
  • Crecimientos salariales para compensar pérdida de poder adquisitivo.
  • Beneficios empresariales se mantienen. Estancamiento de las quiebras.
  • Tasa de ahorro estable.
  • Tasa de desempleo estable.
  • Índices de confianza de consumidores y productores muestran confianza en la recuperación.

Cómo invertir en función de los ciclos

Ahora vamos con lo que seguramente más te interese. Cómo se comportan los mercados financieros en las distintas fases de los ciclos económicos y cómo invertir en función de la fase del ciclo en la que nos encontremos.

Mercados financieros en la fase de expansión

En la fase de expansión los mercados financieros presentan el siguiente comportamiento:

  • La divisa: tiende a apreciarse respecto a otros bloques o zonas económicas del mundo.
  • Los tipos monetarios tienden al alza y preferencia por la liquidez.
  • En la deuda pública: el alza de tipos de interés tiende a sesgar a los inversores al corto plazo en las deudas soberanas.
  • En la renta fija privada: la mejora de la calidad crediticia suaviza el efecto de los tipos sin riesgo. Se prefieren empresas con rating bajos, incluidos high yields (fortalecimiento de los niveles de rating en general).
  • Acciones: tendencia alcista del mercado. Los inversores sobreponderan la renta variable sobre todo en empresas de estilo growth, small y medium capital. Se buscan posiciones en valores con betas superiores a uno (que se “muevan” más que el mercado referencia).
  • Los mercados emergentes resultan interesantes en los portafolios de los inversores.

Mercados en la fase de auge

La situación que se manifiesta en la fase de Auge se distingue por:

  • La divisa tiente a mantenerse respecto al resto de bloques económicos del mundo.
  • Los tipos monetarios se estancan a niveles altos.
  • La Deuda Pública está estancada en niveles muy altos. “Curva plana” de tipos de interés. Carteras neutrales en el corto plazo y muy largo plazo.
  • En la renta fija privada existe empeoramiento de las condiciones crediticias, por lo que hay preferencia por empresas de rating altos y no tanto high yields (aumento de los spreads crediticios). Sesgo hacia bonos de interés fijo a largo plazo.
  • Acciones: tendencia alcista del mercado, neutral; empresas de estilo market y value, large y medium capital. Se buscan posiciones en valores en betas uno (con movimientos similares al mercado).
  • Los mercados emergentes resultan poco atractivos.

Mercados financieros en la fase de recesión

Los mercados financieros se comportan en la fase de recesión la conducta siguiente:

  • La divisa tiende a depreciarse sobre el resto de bloques.
  • Los tipos monetarios bajan desde los niveles altos.
  • En la Deuda Pública se produce el descenso de los tipos de interés (curva muy plana o invertida). Existe claro sesgo por sobreponderar muy largos plazos.
  • En la renta Fija Privada empeoran las condiciones crediticias; se infraponderan incluso empresas de ratings altos (rebajas generalizadas de rating). Sesgo hacia bonos de máxima calidad crediticia.
  • Acciones: tendencia alcista del mercado (infraponderar); empresas blue chip y large capital, posiciones en valores con betas inferiores a uno.
  • Los mercados emergentes puede sufrir con alta probabilidad depreciaciones en sus divisas.

Mercados en la fase de depresión del ciclo económico

En la fase de depresión las características son:

  • La divisa tiende a mantenerse sobre el resto de bloques.
  • En los tipos monetarios: se mantienen a niveles muy bajos o tasas de interés real negativas.
  • Los niveles muy bajos de tipos de interés (curva muy plana o invertida) provocan la tendencia a infraponderar por los inversores la Deuda Pública. Ademes con preferencia por plazos cortos.
  • En la renta Fija Privada existe un impasse en las condiciones crediticias; spread en niveles máximos; compras selectivas en niveles medios (BBB; Baa).
  • En la renta variable (acciones) existe tendencia alcista del mercado. Preferencia por empresas market, medium y large capital con betas igual a uno. Ratios bursátiles baratos, por tanto aparecen importante oportunidades para la adquisición de valores. Se incluyen bonos convertibles especialmente de empresas growth, como diversificación en los portafolios de los inversores.
  • Emergentes: niveles máximos en tipos de interés (riesgos soberanos). A pesar del riesgo, puede ser interesante invertir en deuda de alto rendimiento en países emergentes con porcentajes de la cartera prudentes como medio diversificador.

Gracias por tu tiempo y “nos vemos” en próximos artículos. Si consideras útil este contenido te agradeceré que lo compartas con quién consideres necesario.

Si te interesa la inversión cuantitativa y quieres probar algunos de mis sistemas por un periodo de uno o dos meses (según el sistema) no dudes en contactar conmigo. En el menor tiempo posible te enviaré la demo, por supuesto sin compromiso.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00